La Mary, franquicia con aspiraciones que se quedan en nada

Al hilo de lo que hablaba en mi anterior post acerca de las modas, no hay que fiarse demasiado del sentir popular en lo que a descubrimientos gastronómicos se refiere. Había escuchado de varias fuentes una misma opinión sobre un nuevo local “buenísimo y baratísimo”, así que hacia allí me encaminé.

Anuncio publicitario