El sabor del verano en Saiti

  Saiti me gusta tanto y me provoca sensaciones tan buenas que nueve meses después de la primera vez que cené allí, nació mi hijo. Así que, el mocoso de dos años que me hace pasar sueño a cambio de felicidad absoluta es un poco culpa de la cocina de Saiti. Vuelvo después de un…

Anuncio publicitario